En:

Final Fantasy VII remake

person Publicado por: Carlos Crespillo Reyes list En: Entradas comment Comentario: 0 favorite Clicks: 187

Corría el año 1997 cuando Squaresoft presentaba al mundo Final Fantasy VII, un juego que sería historia de los videojuegos por su mera existencia. Originalmente, Final Fantasy VII iba a ser un juego de Nintendo, como los anteriores, pero el hecho de que Nintendo rechazase los CDs en favor de los cartuchos que usaba hasta ese momento derivó en el nacimiento de PlayStation, previa propuesta de prototipo rechazado por Nintendo, y en la llegada de Final Fantasy VII a Playstation. Final Fantasy VII también fue un hito porque fue el juego que popularizó el RPG japones en todo el mundo, aunque sus traducciones fueron duramente criticadas, es un juego muy querido por los fans.

Posteriormente, la historia de Final Fantasy VII ha recibidos juegos como Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII, Crisis Core: Final Fantasy VII o la película Final Fantasy VII: Advent Children. Con más o menos acierto, todo esto es una ampliación del universo Final Fantasy VII que nos maravilló a todos los que jugamos la entrega original, pero en estos días estamos hablando sobre Final Fantasy VII Remake, y hay que dejar claro el concepto Remake. Remake es usar un producto base para producir algo nuevo; obviamente en los videojuegos el nuevo producto no sustituye al antiguo, va a seguir ahí para todo aquel que lo quiera disfrutar; pero los remakes deben tomarse como un juego distinto a su original.

El primer gran problema que planteaba este remake es la duración, ya que hubo una polémica bastante grande con el anuncio de que el remake vendría por partes, cubriendo apenas unas seis horas del juego original, lo que correspondería a la parte de Midgar; el remake ha extendido esta duración con misiones y añadidos de bastante calidad. Este Remake ha convertido a personajes que apenas tenían protagonismo en personajes con mucha más profundidad y desarrollo; además de traer a la palestra a nuevos personajes o personajes que pasaban muy desapercibidos en el original; también han cambiado cosas del original que no han contentado a todos los fans.

Técnicamente es un videojuego que es brillante, los personajes reflejan un brillo y una luz propia impresionante; Midgar es increíble, está llena de personajes secundarios a los que escuchas hablar en las barriadas, los enemigos son casi calcos con gráficos actualizados del original (aunque alguno de los comunes ha sido elevado a la categoría de jefe) y por lo general es un gustazo pasear y perderse por Midgar. Pero no sería justo decir que el juego tiene un problema de texturas, problema que debe poder solucionarse con un parche del primer día que, hoy en día, aún no ha recibido; yo en las 35 horas que me llevó completar la campaña me encontré unos tres o cuatro errores, pero en redes sociales algunos usuarios han reportado muchos más errores en sus partidas.

La banda sonora también se ha rehecho con unos resultados muy buenos, todos los temas suenan muy bien, aunque particularmente hay un par de temas que no me terminan de gustar, la banda sonora tiene un nivel excelente. El doblaje de los personajes tanto en su versión original como en la versión en inglés está a un nivel bastante alto, aunque el juego no esté doblado al castellano, todos los menús y subtítulos están en español.

Después de acabar la historia tienes la opción de recoger los coleccionables que te hayas dejado en cada capítulo, que la verdad es que no se hace pesado buscarlos, como ir al coliseo o a los combates simulados para aumentar los niveles de los personajes y conseguir todas las invocaciones y derrotar a los jefes secretos; también al terminar desbloqueas el modo difícil del juego, con la posibilidad de volver a completar la historia con un desafío mayor. Completar todo Final Fantasy VII Remake puede llevar perfectamente unas sesenta o setenta horas, una duración muy considerable. Las misiones secundarias añadidas son de una calidad variable, hay algunas que son muy buenas y otras que son mucho más genéricas y sin apenas gracia. Al igual que en el original, Final Fantasy VII Remake tiene momentos de descanso, momentos para relajar la tensión de la historia a través de toques cómicos; en este remake los momentos de humor están muy presentes y son de una calidad a la altura del juego cuando se dedica a contar los momentos más importantes de la trama. El gran problema de este Remake es el final del juego, un final que, sin entrar en spoilers, tendrá muy divididos a los jugadores, ya que choca frontalmente con el original. Muchos jugadores se quejan de una absoluta falta de fidelidad al original; pero, como comentaba al principio del artículo, un remake no necesita ser fiel al original, ya que debe ser visto como un nuevo producto. Particularmente, creo que en este final se ha visto la mano de Tetsuya Nomura,que también participó en el original como diseñador de personajes, aunque ahora ha sido el director del videojuego, y famoso por darle un toque personal a sus juegos. Durante el transcurso del juego puede verse alguna de sus famosas “Nomuradas”, que puede que tuviese en mente con el original, ya que la idea original fue suya, pero posteriormente fue reescrito por Yoshinori Kitase y Kazushine Nogima.

En conclusión, Final Fantasy VII Remake es un juego hecho desde el amor; el amor de muchos fans por querer ver esta historia adaptada a los nuevos tiempos y el amor de los desarrolladores originales por su obra. El juego era una apuesta muy arriesgada, porque podía traer más problemas que soluciones, pero lo que ha ofrecido Square Enix ha sido una obra que, para mí, ha cumplido con creces lo esperado. Espero que estéis todos pasando la cuarentena lo mejor posible y que pronto se acabe todo, un saludo.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre